La Palabra de Dios a un click de distancia

NOTICIAS

  • Fin de semana en la Palabra Fin de semana en la Palabra
    Para conocer el primer finde en la Palabra haz un clik en la imagen, siempre necesitamos de tu Oración para estas reuniones. Dios te bendiga
  • ¿Vida después de la muerte? ¿Vida después de la muerte?
    Este es un libro de 592 páginas en 2 tomos que documenta de la Palabra de Dios que no hay vida inmediatamente después de la muerte, que la única liberación de la muerte es la resurrección y que la muerte es un enemigo de Dios. Una obra impostergable en toda Biblioteca Bíblica. Completa y muy documentada con 479 notas al pie, 62 libros y 33 páginas Web consultadas. Única en su tipo en idioma castellano. Pídala a su servidor de iglesia en la casa o a su Servidor de ciudad.
  • Novedad para los chicos!!! Novedad para los chicos!!!
    Esta colección trata temas fundamentales para que los niños vayan creciendo a su ritmo y sabiendo del amor de Dios, de Su bondad, de Su cuidado por los Suyos, de Su grandeza y todo lo que nos ha dejado para que sepamos de Él y podamos actuar victoriosos.

Clases

El ambiente natural de hijo de Dios

El maravilloso espíritu proveniente de Dios y las acciones que se pueden hacer mediante su operación por fe, son el “ambiente natural” del hijo de Dios. La presencia de Dios a través de Su espíritu en el hombre es el ambiente natural del hombre, según el diseño original de Dios, tal como el hombre debía ser: cuerpo, alma y espíritu. Los hijos de Dios necesitamos permitirle a Dios que nos persuada de que Su Palabra y los bienes que podemos hacer en virtud de ese espíritu en nosotros son nuestra zona de confort como lo fue para nuestro Señor, que anduvo haciendo bienes y sanando.

- El ambiente natural del hijo de Dios

T A V

- El ambiente natural del hijo de Dios Parte 2

T A V

- El ambiente natural del hijo de Dios Parte 3

T A V

- El ambiente natural del hijo de Dios Parte 4

T A V

- El ambiente natural del hijo de Dios Parte 5

T A V
Editor Responsable: Eduardo DiNoto © 2015 La Palabra de Dios sobre el mundo